Predicción del Tarot para el miércoles 29 de mayo de 2013, “La Emperatriz”

 

Este Arcano Mayor del Tarot es el representante de la belleza, de la vida, de la fertilidad y especialmente de la fuerza de superación personal.

Todos sabemos que el acto de engendrar no es un privilegió humano, sino un acto inmenso de la naturaleza y que abarca a todas las especies terrestres, desde las más altas secuoyas, hasta el plancton de las aguas. Pero creemos que somos un poco más racionales o inteligentes que el resto y esto supuestamente, nos sube un escalafón por encima de las demás especies de nuestro amplio planeta.

“La Emperatriz” es el motor de todo lo que existe, el combustible que echa a andar ese motor, la fuerza que produce y todo lo que represente vida, amor, protección o sacrificio.

Es importante entender que para ser una buena madre no se debe ser sobreprotectora, esto es un error de nuestra especie y con ello solo ayudamos a nuestros hijos a tener más dificultades en el futuro, nuestra sociedad está creando a personas adultas dependientes y esto, puede terminar con el ciclo vital de la especie. Cuando perdemos la capacidad de ser “AUTO” sustentables y nos convertimos en dependientes de mama, o de un empleo o del estado, estamos creando una gran enfermedad social de dependencias y esto tenemos que corregirlo. Y si la pregunta es ¿Cómo?, la respuesta es fácil: Como nuestros abuelos

Mañana en el Dinero: Las puertas se abren después de varios días de caos, este es un excelente periodo para hacer negocios, comprar, vender y conseguir empleo, en lo político estamos ante la gran posibilidad de toma de medidas de tipo impositivo o de devaluación. En la salud: Se deben cuidar dolores de cabeza, dolores musculares o calambres, es recomendable comer muchas frutas o fibras naturales, evitar el queso y los lácteos, no comer en exceso. En el Amor: Con este Arcano, el juego siempre es muy interesante, pero tenemos que recordar que son las féminas las que mandan en estas lides y será como ustedes manden queridas amigas.

Feliz día, un abrazo y que Dios los bendiga