Predicción del Tarot para el miércoles 2 de julio de 2014, “2 de Bastos”

Siempre les digo que aquí se abre una puerta y esto es bueno, pero hay algo que es evidente y de lo que no nos percatamos a menudo, en el instante en el que damos ese paso a lo desconocido, dejamos atrás una historia, un pasado que no se puede rescatar, algunos dirán que el recuerdo o las fotos, los videos nos servirán para perdurar nuestra historia, pero el hecho es perfecto y no podremos regresar, cada segundo que vivimos, es también un segundo que estamos más cerca del final.

Es evidente que este es un momento de cambios profundos en nuestro planeta y por ende en  nuestras vidas, ya el cronometro avanza  y los cambios se sucederán con o sin nuestro permiso o participación. El viernes pasado aquí en la Isla se quemo la sede de La Casa Galicia, pero increíblemente, o “milagrosamente”, el cuadro de “Santiago”, salió indemne, pero hay otros que simplemente comentaron que no era su momento. Es tan importante comprender que las cosas se van a suceder y que lo correcto es no hacer oposición a la fuerza de la naturaleza y del tiempo, ya sabemos que todo está interconectado y que el fenómeno del niño afecta las mareas, las temperaturas, las cosechas y por lógica, la vida de cada ser del planeta y por más increíble que nos parezca, eso mismo realiza cada ser vivo en este preciso instante con respecto a los otros. El mosquito que puede segar una vida en una picada es el mismo que puede perecer con una palmada, ¿pero quién decide quién mata o quien muere?.

Evidentemente, hoy es 1 de julio y dejamos atrás la primavera, el invierno y tantas cosas más pero este mes viene pisando muy fuerte y con el traerá cambios en la consciencia, en la historia e incluso y lamentablemente en muchas partes del paisaje; el “2 de Bastos” nos intenta prevenir de que “estemos muy pendientes” y que en lo posible no nos dejemos seducir por las ataduras mentales o sociales y aceptemos el transito que se nos impone para conseguir la salida necesaria.

Mañana en el Amor: Un  “Yogui” bailaba feliz alrededor de un árbol cuando se le presento un Ángel que le dijo: por tu falta de disciplina, tendría que reencarnar una vez por cada hoja que tiene el árbol que le acobijaba, a lo que el Yogui respondió: Mil gracias, esto me permitirá seguir disfrutando de la sombra, del baile y de mis semejantes. (Esto es parte de un cuento que escuche hace muchos años. En el dinero: no es más vivo quien se adelanta en la cola faltando el respeto a los demás. En la Salud: Más vale tarde que nunca.

Feliz día, un abrazo muy grande y que Dios los bendiga